Albondigas De Calabaza Puerro y Salvia

Las albóndigas de calabaza, el puerro y la salvia son un excelente primer plato nutritivo y liviano. Como todas las recetas de la cocina tradicional pobre, nacen para reciclar las sobras y crear un plato con lo que hay en la casa o en el huerto. Esta versión de albóndigas que les proponemos, la calabaza reemplaza el pan duro y en la masa no hay salami ni carne, por lo que también pueden ser apto para vegetarianos.-Así que vamos los invito a probar esta delicia que fascina a grandes y chicos!


INGREDIENTES:

• 700-800 g de calabaza
• 70 a 80 g de harina
• 100 g de queso parmesano
• mantequilla
• 1 huevo grande
• Nuez moscada
• aceite
• sal
• pimienta

• 50 g de mantequilla
• 1 puerro


PROCEDIMIENTO:

Como primer paso, calienta tres cucharadas de aceite en una sartén antiadherente, agregue sabor con un poco de sal a la calabaza cortada en pequeños trozos y cubra,cocine durante aprox.20 minutos. Mezcle cada vez aplastando el compuesto. Debes obtener un puré seco, luego quitarlo de fuego, deja que se enfríe y mezclar con la harina, el queso parmesano rallado, 2 cuchadas de mantequilla derretida, el huevo, una pizca de pimienta y nuez moscada.


Debes obtener una masa fresca suave y pastosa ,permita que repose durante aproximadamente una hora antes de comenzar hacer nuestras albóndigas.


En una sartén calienta el aceite y la mantequilla, añade el puerro picado y déjelo mezclar suavemente 3-4 hojas de salvia.


Mientras tanto pon en una olla grande agua con sal a hervir, con dos cucharas crea pequeñas porciones de la mezcla formando albóndigas o manualmente humedeciendo tus manos cada que hagas una albóndiga, que colocarás en el agua caliente. Retirar con un cucharon perforado cuando los albóndigas suban. Coloca las albóndigas de calabaza, puerro y salvia en el plato de servir, sazone con la mantequilla perfumada y queso parmesano rallado.




Comentarios