Albóndigas de sémola - Griessnockerl




Esta receta de albóndigas de sémola (Griessnockerl) la sirven en restaurantes austriacos y también son muy comunes en Baviera, el extremo sur de Alemania y en Tirol. usualmente se disfruta como primer plato, es una receta bastante sencilla pero con un sabor especial ,favorita de grandes y pequeños.



INGREDIENTES:

180 g de sémola gruesa
2 huevos
cebollina
1 cdta. de nuez moscada
sal al gusto
90 g butter o mantequilla


PREPARACIÓN:

Para comenzar hay dos cosas que deben tener en cuenta:
Primero, el tipo de sémola. Estoy usando sémola gruesa o harina de trigo molido grueso de color beige, llamado Grieß o Griess en alemán. 

Batir la mantequilla temperatura ambiente con una batidora eléctrica o manual hasta que esté un poco cremosa.
En un bol agregar la sémola,los huevos, butter, sal ,nuez moscada,cebollina y mezclar hasta que estén bien combinados. La mezcla debe ser suave y cremosa.

Coloque la masa en el refrigerador y déjela reposar durante 10 minutos.
Poner agua con sal a hervir en una olla grande. Reduce la temperatura a medio-bajo. El agua debe hervir a fuego lento, pero no estar demasiado caliente, o las bolas de masa hervida se derrumbarán.

Para realizar las albóndigas sin problemas sumergir las 2 cucharas en agua caliente (para evitar que se pegue) y formar quenelles ovalados apretados con la ayuda de las 2 cucharadas, para que terminen con tres bordes claros y una superficie lisa. Si esto es muy difícil, pueden humedecer las manos y darles forma. Lo importante es que deben tener una forma muy apretada. No las realicen demasiado grandes, ya que se duplicarán un poco a ponerlas a cocinar.

Dejar caer las albóndigas formadas en el agua hirviendo. Si están usando una olla no muy grande, no la sobrecarguen.
Cocine las albóndigas en agua apenas hirviendo , después de 5 minutos reducir un poco la temperatura y dejar que se cocinen durante 10-15 minutos. 



Después de ese tiempo deberían haber duplicado en volumen. Pruebe una bola de masa, si todavía está firme en el centro, deje por un par de minutos más. Las albóndigas deben ser suaves pero no blandas.
Mientras tanto calienta el caldo. Cuando estén cocinadas las albóndigas, transferirlas con una cuchara a la de sopa, y sirva rociado con cebollino picado.


CONSEJOS:

Principal causa para que las bolas de sémola se deshacen durante la cocción son las siguientes: en primer lugar, la temperatura del agua es demasiado alta y el agua está hirviendo demasiado. Tener en cuenta que solo debe hervir a fuego medio cuando deje caer las albóndigas. Después de 5 minutos, reduzca la temperatura y deje que hiervan a fuego lento. 

En segundo lugar, las albóndigas tienden a disolverse si la masa es demasiado blanda. Por favor, déjalo reposar por 15 minutos en la nevera, para que la sémola pueda absorber parte del líquido y obtener firmeza.

El tercer error común a menudo ocurre durante el modelado. debes darle forma, sin vacíos visibles. Las albóndigas deben tener bordes claros y superficies lisas. Si darles forma con dos cucharas es demasiado difícil para ti, moja tus manos y dales forma con tus manos. De esta forma, no se verán perfectas pero, al menos, no se están deshaciendo. Suficiente habla de los errores y de lo que podría pasar.

Comentarios